Enero 2020

En colaboración con Andrea Aguia (Bogotá)

Una amiga en común nos vinculó debido a las similitudes en nuestras obras. Andrea y yo pronto nos dimos cuenta de que compartimos un profundo miedo a la soledad que proyectamos en nuestro trabajo y las personas que amamos. Durante los días en los que desarrollamos la pieza nos acompañamos en momentos de dolor relacionados a este temor que se concentra en el abdomen, la zona del segundo chakra que se encuentra fuertemente conectado con el elemento agua.


 

Alma García Gil

  • Instagram